6 obstáculos que te puedes encontrar al crear un negocio - Movlim Diseño Web

Blog

6 obstáculos que te puedes encontrar al crear un negocio

Independientemente de si estás comenzando tu camino como emprendedor o ya tienes experiencia lanzando productos al mercado, hay algunos obstáculos y desafíos con los que te puedes encontrar al crear un negocio.

En función de tus propias habilidades y fortalezas, tu personalidad, y tu tipo de empresa, algunos de ellos serán más fáciles de superar que otros.

En este post analizamos los seis desafíos más comunes a los que se enfrentan los emprendedores y te damos algunos consejos para poder superarlos.

1. Abandonar tu trabajo actual

La gran mayoría de los emprendedores se encuentran con la difícil decisión de tener que abandonar un empleo estable para apostar por su idea de negocio. Y es que gestionar ambos trabajos se vuelve cada vez más difícil a medida que va pasando el tiempo.

Si no tienes experiencia en el funcionamiento de un negocio, definitivamente debes considerar el abandono de tu puesto de trabajo actual en primer lugar. Aunque esto te dará más libertad para gestionar tu nuevo negocio, también estarás eliminando un ingreso fijo y regular, por lo que será una decisión difícil de tomar.

Este es uno de los mayores obstáculos a los que te puedes enfrentar al crear un negocio. Y es especialmente importante que te tomes un tiempo para considerar todas las opciones antes de dar un paso tan importante.

2. La fatiga

Cuando trabajas como asalariado debes ceñirte a un horario, en la mayoría de los casos de 8 horas al día. Tienes vacaciones pagadas, puedes cogerte una baja si estás enfermo, al final de mes recibes un salario, y el ciclo comienza de nuevo.

Si quieres crear un negocio todo lo que acabas de leer cambiará por completo y acabarás trabajando más horas de las que deberías en tu proyecto.

Esto suele suceder porque la mayoría de emprendedores creen que el negocio no funcionaría en su ausencia. Por lo tanto, pasan la mayor parte de su día en la oficina, tratando de resolver cada problema y de llegar a cada solución.

Es importante que te esfuerces al máximo al principio, pero ten en cuenta que tarde o temprano la fatiga entrará en acción y te puedes encontrar con otros problemas más graves: tu salud.

Con el fin de aprovechar al máximo tu idea de negocio, debes encontrar un equilibrio entre el trabajo y el ocio. De lo contrario terminarás agotado y podrías incluso desear abandonarlo todo.

3. La planificación

No hay garantías en el emprendimiento. Desde las empresas más grandes a las más pequeñas pueden fracasar en su camino hacia el éxito.

Al crear un nuevo negocio tienes que hacerte muchas preguntas y plantearte muchos escenarios diferentes. Pero si cuentas con un plan de negocios podrás estar preparado ante cualquier problema.

  • ¿El negocio sobrevivirá a largo plazo?
  • ¿Será rentable?
  • ¿Mis clientes estarán satisfechos con el producto?
  • ¿Conseguiré un ingreso constante?

Estudia el mercado y a tus clientes potenciales. Planificarlo todo con antelación te ayudará a saber si tu nuevo negocio podrá darte la estabilidad financiera que deseas.

4. Las cuestiones financieras

Conseguir el dinero necesario para crear un negocio no es una tarea fácil. A menos que hayas ahorrado suficiente dinero tu mejor opción es encontrar uno o varios inversores. No será fácil, pero sin duda te ayudará a alcanzar tus objetivos de negocio más rápido.

Pero tener una gran idea no es suficiente. Necesitas un plan de negocio bien pensado y un pitch ensayado para aumentar las posibilidades de encontrar un inversor.

5. Construir tu equipo

Si quieres crear tu negocio en solitario, este no será un obstáculo en tu caso. Sin embargo, si vas a contar con un equipo de trabajo debes ser capaz de elegir a las personas adecuadas y gestionarlas en consecuencia.

Al elegir a los miembros de tu nuevo equipo, asegúrate de equilibrar los gastos y los beneficios en primer lugar. En segundo lugar, ten en cuenta su personalidad. Una persona podría ser absolutamente perfecta para realizar una tarea, pero debe tener también la habilidad de adaptarse a un equipo de trabajo.

6. Tomar decisiones importantes

Lo creas o no, este es probablemente el punto más estresante de la lista. Cuando eres emprendedor te ves obligado a tomar cientos de decisiones al día de mayor o menor importancia.

La fatiga de decisión es un fenómeno real, y la mayoría de los nuevos emprendedores la experimentarán si no están preparados para el nuevo nivel de estrés.

Probablemente no tengas que enfrentarte a todos estos obstáculos, o al menos no vendrán todos al mismo tiempo. Sin embargo, tienes que ser consciente de su existencia y prepararte para ellos tanto como puedas.

Si tienes una gran idea de negocio, asegúrate de no dejarla ir. El camino puede ser accidentado pero como dijo Confucio:

“Elige un trabajo que te guste, y no tendrás que volver a trabajar en tu vida”.

Fuente: Lancetalent