La felicidad también es contagiosa en las redes sociales - Movlim

Blog

La felicidad también es contagiosa en las redes sociales

La felicidad es contagiosa, también en las redes sociales. Así lo afirma el estudio elaborado por la Universidad de California, recogido por la revista PLoS ONE, donde se indica que las publicaciones positivas que denotan felicidad por parte de los usuarios contribuyen a mejorar el estado de ánimo de su entorno 2.0.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron entre enero de 2009 y marzo de 2012 más de mil millones de actualizaciones de estado en Facebook por parte de más de 100 millones de usuarios con la ayuda de un software que evalúa el contenido emocional de cada mensaje.

Según sus conclusiones, cada mensaje positivo contribuía a generar hasta 1,79 reacciones positivas en sus amigos. Una reacción superior a la registrada por los comentarios negativos (1,29). Los investigadores consideran que las emociones positivas son más contagiosas e influyen en los usuarios más que las negativas; lo que contribuye a reforzar sus lazos de unión, generando relaciones más fuertes y sólidas. Ello denota los efectos positivos de las redes sociales en los individuos; una ventaja a aprovechar para fomentar el bien común y mejorar el estado de ánimo y su salud mental y física.

No es el primer estudio que evidencia los efectos positivos de las redes sociales en las personas, y nuestra predisposición a compartir noticias positivas y lanzar un mensaje alentador y en favor del bien común. En junio del pasado año, la investigadora Amanda Forest mostraba cómo aquellas personas que comparten emociones positivas a través de sus publicaciones consiguieron más interacciones positivas y «Me gusta». De otro lado, aquellos que utilizaron este canal para mostrar sus emociones negativas registraron una tasa de interacciones sensiblemente más baja.

En agosto de ese mismo año, el estudio de  Jonah Berger, psicólogo social de la Universidad de Pennsylvania, indicaba que las buenas noticias pueden llegar más lejos en y menos tiempo que las negativas. Para ello, el investigador escaneó el cerebro humano, y analizó el contenido que se incluye en los mails, posts o conversaciones cara a cara, llegando a la conclusión de que este tipo de contenido es más bien positivo.

A la hora de compartir una noticia,  nos preocupa cómo puedan reaccionar nuestros amigos; por esta razón procuramos evitar los aspectos negativos. Por ello, cuanto más positivo es un artículo, más posibilidades tiene de ser compartido. Los experimentos de Berger demuestran asimismo que las personas dicen cosas más positivas, cuando se encuentran ante una audiencia numerosa, las noticias negativas causan impacto en el destinatario, pero no animan a ser compartidas. Aquel contenido que destaca por su componente positivo, como puede ser un hallazgo, un dato curioso o incluso divertido, fomentan la necesidad de comunicarlo a los demás; dejando la intimidad del cara a cara para transmitir las malas noticias.

Fuente: PuroMarketing.com

Abrir chat
¿Tienes consultas? ¡¡¡Escríbenos!!!