4 pasos para aprender cómo aprovechar el tiempo - Movlim

Blog

4 pasos para aprender cómo aprovechar el tiempo

Siempre he pensado que si pudiera pedir un deseo, sería controlar el tiempo. Aprendería todo lo que quiero, corregiría errores y evidentemente sería más productivo.

Desafortunadamente no conozco al genio, ni tengo la lámpara…pero ser productivo es obligatorio.

Saber cómo aprovechar el tiempo es una característica de las personas efectivas y parte del éxito de esta labor, yace en saber priorizar; como lo resalta Stephen Covey en su libro Los 7 habitos de la gente altamente efectiva.

Tendemos a organizar nuestro tiempo cotejando importancia vs urgencia, de esa manera priorizamos, ¡pero de esa misma manera vemos que las 24 horas del día no son suficientes!

Las 3 dimensiones del manejo del tiempo.

Diferentes líderes han añadido una dimensión al “manejo del tiempo”: la relevancia. Y definen las 3 dimensiones así:

  • Urgencia: ¿Qué tan pronto importará?
  • Importancia: ¿Qué tanto importa?
  • Relevancia: ¿Durante cuánto tiempo importará?

Gracias a esto nace el concepto de multiplicar el tiempo, que es vital para saber cómo aprovechar el tiempo.

Priorizando como lo hacemos regularmente, lo único que estamos logrando es intercambiar el orden de las actividades; así que el tiempo que tenemos para realizar nuestras tareas es el mismo.

Teniendo en consideración la relevancia, podemos crear más tiempo para realizar nuestras actividades profesionales sin dejar de lado familia, hobbies y amigos.

¿Cómo aprovechar el tiempo multiplicándolo?

La respuesta es sencilla: Dándonos permiso hoy, de hacer algo que nos ahorrará tiempo en el futuro.

En su libro titulado Procrastinate on Purpose, el co-fundador de Southwestern Consulting y autor del best-seller Take the Stairs: 7 Steps to Achieving True Success, Rory Vaden; explica cuáles preguntas nos debemos hacer antes de realizar cualquier tarea:

  1. ¿Es necesario hacer la tarea ahora? ¿La tarea se puede eliminar?

  2. ¿La tarea se puede automatizar?

    Un ejemplo sencillo es invertir tiempo hoy definiendo los roles de los miembros en una familia; así todos saben exactamente cuáles son sus obligaciones en la casa y de esa manera no pierden tiempo todos los días discutiendo quién hace qué.

    Al invertir tiempo hoy, liberamos tiempo para mañana y vamos multiplicándolo.

  3. ¿La tarea se puede delegar?

    Rory explica que la razón #1 por la cual no delegamos, es que “nadie hará las cosas tan bien como nosotros”. La cuestión está en que en algún punto esa persona dominará la función tan bien como nosotros y ahí empezaremos a ver los frutos de haber invertido el tiempo de enseñarle.

  4. Si la tarea no se puede eliminar, ni automatizar, ni delegar, quedan 2 opciones:

  • Concentrarnos y realizarla si debe hacerse de inmediato.
  • Si la tarea se puede hacer después, podemos procrastinar a propósito volviéndola a poner en el final de nuestras prioridades.Si vemos que repetidamente la tarea continua sin realizarse, en algún punto haremos lo que debimos haber hecho desde el principio; que es eliminarla.

La importancia de saber cómo aprovechar el tiempo y no procrastinar.

Rory dice que la procrastinación es la base de la mediocridad y la asesina del éxito.

Debemos aprender a diferenciar cuándo se deja de hacer algo que debemos hacer porque no sentimos que es el momento adecuado (procrastinar); o cuándo dejamos de hacer algo por que decidimos que no es el momento adecuado. Así damos relevancia a lo verdaderamente importante.

En palabras de Rory, el problema no es que estemos muy ocupados, el problema es que no estamos en control de la situación…la buena noticia es que somos los suficientemente poderosos para decidir qué hacer y qué no hacer con nuestro tiempo 🙂

Y recuerda, si estás realmente interesado en crear tu propio negocio, puedes adquirir nuestro libro “Cómo crear empresa mientras trabajas: Descubre cómo manejar tu tiempo, administrar tu dinero y motivarte mientras creas empresa y trabajas para otra” , donde encontrarás toda la información que necesitas para fundar tu propia empresa, sin necesidad de dejar tu trabajo.

Fuente: ModoEmprendedor